El IPCVA y el INTA presentaron el protocolo de evaluación de bienestar animal en engorde a corral

El lunes 5 de julio, el Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina
(IPCVA) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)
presentaron en conferencia de prensa el manual “Bienest.AR, Protocolo de
evaluación de bienestar animal en bovinos de engorde a corral”.

El encuentro contó con la participación del Ing. Agr. Juan José Grigera
Naón, Presidente del IPCVA, el Ing. Agr. Carlos Parera, Director
Nacional del INTA, el Ing. Fernando Storni, Gerente de la Cámara de
Feedlod y el Ing. Alim. Leandro Langman, del Centro de Investigación de
Agroindustria del INTA, quien realizó la presentación técnica del
trabajo.

De acuerdo a la presentación de Langman, el protocolo fue desarrollado
para evaluar los sistemas productivos bovinos de engorde a corral de una
manera estandarizada, priorizando los indicadores de bienestar que
incluyen mediciones basadas en los animales que cumplen con la validez,
confiabilidad y practicidad, y al mismo tiempo adaptados a los
escenarios argentinos.

En la actualidad, las herramientas existentes para evaluar el bienestar
de los animales son muy diversas y generalmente recurren a metodologías
de evaluación que no siempre son aplicables a los sistemas productivos
locales. En base a esto, el objetivo fue desarrollar un protocolo de
evaluación de bienestar animal para bovinos de engorde a corral adaptado
a los establecimientos argentinos, tomando como base los principios y
criterios de bienestar animal desarrollados en el protocolo Welfare
Quality® (2009), identificando y seleccionando indicadores que se
pudieran aplicar de forma exitosa.
El protocolo prevé una evaluación integral del sistema de engorde que
involucra los principios de buena alimentación, buen alojamiento y
sectores de manejo asociados, buena salud y comportamiento apropiado.

Esta innovadora herramienta fue desarrollada a través del Proyecto
INTA-IPCVA CCT 24.788, que tuvo inicio en el año 2017 y una duración de
3 años.

El uso y aplicación del protocolo en cuestión va a generar un impacto
positivo desde distintos puntos de vista, ya que posibilitará promover
la cantidad y calidad de carne producida, contemplando los aspectos
éticos, posibilitando la adaptación a las exigencias reglamentarias
crecientes y proporcionando una mayor seguridad a los trabajadores
involucrados en el manejo del ganado.

Sin lugar a dudas que este logro representa un punto de partida que abre
las puertas al desarrollo de otros protocolos orientados a la evaluación
de bienestar animal en otros sistemas de producción, así como en otras
etapas de la cadena productiva destinada a la producción de carne
vacuna.

Más de 60 periodistas de todo el país participaron del encuentro vía
Zoom.

Facebooktwitterlinkedin

También puede gustarle...