Informe agropecuario para el mes de marzo

De acuerdo a los consultores Alejandro Meneses y Teo Zorraquín, en lo que se refiere a la paridad de precios, el trigo baja proteína  sigue descontado aproximadamente 10U$S/tn. En tanto, el Trigo Pan, el maíz y la soja están en paridad, pero como la soja entra en cosecha sería lógico que perdiera precio, con respecto al precio de paridad.

Finalmente, el girasol está 15 U$S debajo de la paridad, pero mejoró su precio unos 15 U$S.  Se esta exportando girasol semilla y sigue bajo el premio del Oleico.

Una buena noticia viene por el lado del IVA, ya que en los últimos días se observa una aceleración en la devolución de IVA de libre disponibilidad a las empresas, aún en aquellas que no hubieren reclamado a través de recursos de amparo. Esta es una buena señal del gobierno, poco publicitada y poco reconocida por el sector, que ayuda a recuperar liquidez. También hay expectativas por el lado de los Créditos ya que vuelven los créditos en “argendólares”. Para los productores de granos en esta campaña habrá créditos en dólares (en realidad en pesos atados a la evolución del dólar) de los principales bancos. Las tasas estarán entre el 6 % y el 7% anual. Además vuelven los créditos a más de cinco años en dólares para inversiones. Y todavía quedan algunos cupos de los créditos productivos a 4 o 5 años al 22% anual en pesos. ¿Será este el momento de refinanciar pasivos?.

Seguidamente, Zorraquín+Meneses destacó que se empieza a pensar en la Campaña agrícola 2016-2017, donde los primeros números indican resultados con rentabilidad positiva, pero “sin fiesta”. Falta mucho, pero se acerca el momento de tomar decisiones. Los valores MATBA para el 2017 al realizar este informe son: Trigo Enero 150 u$s/ton, Maíz Abril 144 u$s/ton y Soja Mayo 228 u$s/ton.

Para la Ganadería se observa precio sostenido de las categorías de invernada a pesar de empezar la zafra de terneros. Orientativo: terneros machos de 160 a 180 kilos por cabeza valen entre 34 y 35 $/kilo. Sigue alta la relación de compra venta entre el ternero y el gordo (de 1,35 a ,140), ya que a los novillos de calidad les cuesta pasar los 25-26 $/kilo.

En cuanto al Canon de Soja Intacta de Monsanto, siguen las dudas, interviene el Gobierno para disminuir conflictos esta campaña. Pero la discusión sigue y sube el tono. Monsanto está pidiendo un mínimo de US$5,40/tonelada. Se esperan novedades. “Si nadie va a quedar conforme con lo que se resuelva, al menos esperemos que sea rápido”, señalaron los consultores.

En Lechería, el gobierno compraría stocks de leche en polvo. “No se sabe bien cuánto hay pero se especula entre 20000 y 40000 toneladas. No se sabe bajo qué figura legal puede hacer esto. No se sabe si esto tendrá impacto en el corto plazo, pero no parece ser una solución para el mediano plazo. Hasta que no mejore el precio, no hay solución de fondo. Sigue el debate sobre en qué parte de la cadena se pierde competitividad y precio”, explicaron Zorraquín+Meneses.

Respecto de la Cosecha de girasol, maíz y soja, los “bocas de urna” van dando para mantener el optimismo de  buenos rendimientos. El mes que viene ya habrá bastante información que marque tendencia. Atención: un año Niño como este, con áreas afectadas por excesos hídricos, seguramente encarezcan y demoren la logística de traslados de granos a puerto y acopios. El costo de las cosechadoras varía por región, por cultivo y por potencial de rendimiento. En soja se escuchan tarifas de 750 a 900 $/ha.

Finalmente, el informe de Zorraquín+Meneses destacó lo positivo del éxito de Expoagro. “Buena organización, buen ambiente…el sector agroindustrial arranca con expectativas, más allá de los problemas pendientes”.

Posible burbuja en arrendamientos

De acuerdo a Alejandro Meneses, las medidas de este Gobierno han generado un cambio en la rentabilidad de la agricultura y en las expectativas de la próxima campaña, fenómeno que se vio bien reflejado en la Expoagro.

“El pasivo que se generó en muchas empresas, en la etapa anterior (malas políticas publicas en combinación con malos años productivos y bajas generalizadas de precios internacionales)  no solo es monetario. Sino también, tecnológico, de aplicación de tecnología, de falta de inversión en mejoras y maquinarias, de relaciones humanas, y activos estatales que afectan a las empresas. (rutas, puentes, tren, etc.)Lo anteriormente mencionado,  se denomina “pasivos contingentes”, o sea se que tengo una deuda, pero no se que magnitud tiene y no la contabilizo, pero es una deuda. Dichos “pasivos”, se irán revirtiendo con el correr de las campañas, siempre que las mismas sean positivas. Sería importante darse cuenta que es imposible revertir el proceso de deterioro sufrido en un par de campañas”, explicó Meneses.

“El fenómeno mencionado afecta a toda la cadena de agricultura en campos arrendados, productores, arrendatarios, contratistas, dueños de campo, empresas de servicios, bancos, insumeras, cosecheros, trasporte, etc. Pareciera que asistimos a una “carrera” donde todas las partes, tratan de recuperar el terreno perdido rápidamente. Esto va a generar tensiones, o roces, entre las distintos actores. Es parte de lo que hay que reconstruir. Esta mezcla de optimismo y deterioro puede generar, para la próxima campaña, lo que denominamos y ya vivimos en algún momento:  “la burbuja de los arrendamientos””, destacó el consultor

“¿Qué es una “burbuja de los arrendamientos”? El pago o la fijación de valores de arrendamiento, que a los precios futuros  y utilizando un rinde promedio, da cero o negativo en el Excel. Es decir pagar arrendamientos, más allá de lo que el negocio permite pagar. La rara mezcla de dueños de campo insatisfechos, entrada de inversores, optimismo desmedido, buenas expectativas y necesidad de recuperar renta, nos puede llevar, nuevamente, a esta situación. Esperamos haber aprendido de los errores cometidos, y entender que la reconstrucción de las partes en la agricultura en campos arrendados, será en etapas, y en sucesivas campàñas”, finalizó Meneses.

Facebooktwitterlinkedin