El Congreso de AAPRESID refleja la preocupación del campo

Cuatro mil productores de punta llegaron a Rosario para participar de la cumbre anual de Aapresid, que también tuvo la mayor cantidad de empresas promotoras de su historia. El congreso había dado un gran salto de crecimiento hace cuatro años cuando se mudó de la Bolsa de Comercio a Metropolitano.

 

Pero este año batió todos los récords: más de 4,000 inscriptos, entre 500 y 1,000 más que en las últimas ediciones. Y en lo que hace a empresas patrocinantes, superaron las 50 que venían teniendo en Metropolitano para llegar a 57 empresas, según datos que los organizadores le dieron a Punto biz

Las empresas que por primera vez ficharon con stand propio fueron Agrofina, Don Mario, Adama, gobierno de Santa Fe, UPL y Volk

swagen. Tanto el perfil de muchos de los debutantes (Adama, UPL, Agrofina) como el de los que tienen los stands más grandes de 36 m2 (como FMC, Nufarm, UPL) están íntimamente vinculadas con la prestación de soluciones ante la principal problemática productiva que tiene hoy el campo: las malezas resistentes.

Este año en Aapresid se debatió mucho sobre la conveniencia de tener una sede rotativa para los congreso. Incluso, Córdoba y Buenos Aires batallaron para quedarse con esta edición. Finalmente, se decidió no hacer cambios para este congreso y tomarse un tiempo más para definir el cambio de sede, ganando fuerza la alternativa de ser itinerantte. También jugó fuerte que el gobierno de Santa Fe por primera vez compre un stand  (yde los más grandes).

Este año por primera vez desembarcó una automotriz en el congreso ya que “los fierros” se muestran más en las expos al aire libre que en los congresos técnicos como el de Aapresid. Fue Volksawgen la que primero desembarcó para promocionar su nueva Amarox. Como signo de los tiempos, salvo John Deere, la maquinaria agrícola ocupó los stands más chicos.

“Si no hay cambios de fondo en precios y políticas, los altos costos pueden barrer a las empresas agropecuarias que no tengan máximos rendimientos y menor nivel de afectación por malezas. Por eso creo que hay tanta avidez por conocimientos, soluciones y estrategias”, le dijo a punto biz la titular de Aapresid, María Beatriz “Pilu” Giraudo, sobre las hipótesis del récord de asistencia.

Precisamente, el tema de cómo contener el incremento de los costos -fletes, arrendamientos, combustible- dominó las conversaciones de pasillos. Y, ante la inminencia de las elecciones, lejos está de vivirse en los pasillos del congreso un ánimo de fin de ciclo. Por el contrario, las apuestas de cambio escuchadas son de mínima (liberar controles de exportaciones a trigo y maíz), sobre todo si se las contrasta con las críticas agudas que se escuchan contra el gobierno.

Y el pronósticos más escuchado  fue que la devaluación llegará con el próximo gobierno. La estrategia, entonces, que más se escucha  de los productores es buscar las soluciones puertas adentro, como ser equilibrar las relaciones entre propietarios de la tierra y productores al negociar alquileres. Sólo una avalancha de quebrantos podría llevar a que el Estado afloje un poco la presión fiscal, se dijo.

Facebooktwitterlinkedin