Es necesario reprogramar las exportaciones avícolas tras la caída de Venezuela

Uno de los principales paneles durante el segundo y último día del Congreso Maizar 2015, que se desarrolla en Parque Norte, fue el denominado “Agenda Estratégica para el sector Avícola” que contó con las exposiciones de Roberto Domenech, Joaquín De Grazia y Franco Santangelo.

 

El panel lo abrió el moderador Carlos Etchepare, quien antes de ceder la palabra a los disertantes, contó una infidencia: “Cuando era gerente de CRA, un ex funcionario muy duro del Gobierno, me agarró a la salida de una reunión y me dijo: gordito, decile a los tuyos que aprendan a negociar como el pelado de los pollos”.

Y fue, justamente, el pelado al que se refería el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien disertó en primer lugar: “Me enseñaron que cuando vas a una negociación, primero tenés que ponerte en el lugar del otro, eso sin dudas ayuda”, respondió Domenech.

Enseguida, Domenech se metió en aspectos más técnicos: “Arrancamos en el año 2003 con un consumo interno que se ubicó en 20 kilos por habitante por año, mientras que pensamos terminar en 2017 en 47 kilos y en 2014 cerramos en 42,5 kilos”, detalló.

“En materia de exportación tuvimos un pico en 2013 con 500 mil toneladas. Pero es necesario e importante reprogramar las exportaciones por la caída de Venezuela.  Los cambios en el mundo son permanentes y continuos”,  señaló Domenech.

Por su parte, Joaquín de Grazia, titular de Granja Tres Arroyos, especificó, ante las preguntas del público, que “el 18% de un kilo de pollo es maíz y soja; y el pollo se beneficia en un 5% en el costo total por las retenciones al maíz”.

Por último, Franco Santangelo, presidente de de la firma avícola Soychú, “tenemos una mano de obra que medida en dólares es una de las más caras del mundo; sino solucionamos esto vamos a tener problemas nosotros y los chinos”. 

Facebooktwitterlinkedin