Grubel: “Por la globalización y la tecnología todos nos estamos haciendo más ricos”

De visita en el país, el economista y académico canadiense Herbert Grubel disertó en el CEMA, invitado por la Fundación Libertad y Progreso y con apoyo de esta casa de estudios, sobre “Igualdad de Ingresos o Movilidad Social”, una charla en la que refuto las teorías del economista francés Thomas Piketty sobre el crecimiento de la desigualdad en el mundo.

 

Según los estudios de Grubel, el 87% de los canadienses que en 1990 tuvieron ingresos incluidos el quintil más bajo, en 2009 tenían ingresos que los situaban en quintiles más altos. En cambio, en aquellos habitantes del quintil más rico en 1990, el 36% había empeorado su situación en 2009. Es decir, según se desprende de estas estadística “todos los canadienses se están haciendo más ricos fruto de la globalización del comercio y las nuevas tecnologías, y de entre todos ellos, los pobres mejoraron su situación en mayor proporción a lo que lo hicieron los más ricos”.

Para Grubel, esto sugiere la necesidad de reexaminar la clásica visión de la distribución de ingresos basada en encuestas de habitantes del país hechas en diferentes épocas.
Según el académico canadiense, las teorías de Thomas Piketty, que atrajeron millones de lectores y críticas favorables, tienen una relevancia limitada para su teoría del aumento de la desigualdad. Las estadísticas que el usa son instantáneas de la distribución del ingreso de una población cuya composición cambia en cada una de estas “fotos”.

Grubel también destacó los estudios del Fraser Institute que señalan que no es verdadera la supuesta caída de la clase media. Según estos datos, las familias canadienses que tuvieron un ingreso medio ajustado por inflación en el quintil más bajo en 1990, para 2009 tenían salarios 280% más altos. En ese mismo lapso las familias del quintil más alto experimentaron solo una suba de 112%, sensiblemente menor. Estas observaciones muestran que todos los canadienses mejoraron sus ingresos reales; al tiempo que los pobres se enriquecieron en mayor medida que lo que hicieron los del quintil más alto y  la clase media ha mantenido un ritmo similar al de los ricos en su crecimiento.

Para Grubel, en realidad no existe tal cosa como “la trampa de la pobreza”.

“La dinámica de la distribución del ingreso mostrada por estas estadísticas deriva del patrón de salarios de una vida: salario y productividad son bajos cuando los trabajadores ingresan al sistema, y suben con la mayor edad y la mayor experiencia, y más tarde decrecen con la vejez y el retiro del trabajador”

Por otro lado, marca Grubel, las altas ganancias en los individuos tienden a darse solo en períodos limitados. Los datos de la Revista Forbes muestran que de los billionarios del mundo que figuraban en su famoso ranking en 1982, solo un 10% seguía perteneciendo a la lista en 2012. Mucho del crecimiento en las ganancias del 1% que más gana tiene que ver con servicios que crecieron debido al boom de los medios electrónicos, la globalización, y el enorme crecimiento de las audiencias. Además, la globalización ha permitido a las firmas incrementar su tamaño al poder comerciar un producto en todo el mundo.

“Piketty usa data errónea al concluir que los ricos se están haciendo más ricos y los pobres más pobres. Las estadísticas dinámicas de ingreso muestran que todos se están haciendo más ricos, y que los pobres lo hacen en mayor proporción que los ricos. Piketty también atribuye la mayor parte del crecimiento de la riqueza en forma desigual al ahorro excesivo de los ricos, cuando en realidad se debe a la reciente revolución tecnológica y la globalización de los negocios que beneficia a los ejecutivos y a empresarios innovadores”
 
Para descargar la versión completa del trabajo de Grubel sobre ingresos, clickear en http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2545460

Facebooktwitterlinkedin