El Mercado Central le brinda seguridad alimentaria a los consumidores

El Mercado Central de Buenos Aires es el único mercado concentrador de frutas y hortalizas del país que cuenta con sus propios laboratorios de análisis de plaguicidas, microbiológicos y fitopatológicos. De esta manera brinda una mayor seguridad alimentaria a los consumidores.

Los productos que se comercializan a través del Mercado Central son controlados diariamente por un equipo de siete inspectores; Ingenieros agrónomos altamente calificados que analizan la mercadería: su estacionalidad, calidad, aspecto y el registro de productos fitosanitarios.

Más de tres mil inspecciones se realizan por mes en los 12 pabellones del Mercado. En las 140 inspecciones diarias que se efectúan, aquellos alimentos en los que se detectan riesgos son intervenidos, fajados e inmovilizados para su exhaustivo análisis. Si el lote en cuestión incumple el límite máximo de residuos de plaguicidas es decomisado, compactado y destruido, siguiendo los procedimientos establecidos en la normativa vigente.

Durante el año 2016, los inspectores retiraron de la comercialización 384 toneladas de frutas y hortalizas al ser consideradas no aptas para el consumo humano:

MC GRAFICO I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Corporación del Mercado Central de Buenos Aires trabaja con altos estándares de calidad con el fin de eliminar cualquier riesgo toxicológico que pueda afectar a la población.

Los registros del año 2016 dan cuenta que las frutas y hortalizas retiradas del circuito comercial por aplicación indebida de productos fitosanitarios fue del 15 por ciento.

MC GRAFICO II

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las inspecciones que se realizan están certificadas por los distintos profesionales que intervienen en el proceso de control de calidad e inocuidad y son debidamente registradas y documentadas para su posterior análisis y elaboración de informes estadísticos periódicos.

Facebooktwitterlinkedin